Aceite esencial Hierbabuena (10 ml)
Aceite esencial Hierbabuena (10 ml)
Aceite esencial Hierbabuena (10 ml)

Aceite esencial Hierbabuena (10 ml)

Precio habitual
$ 90.00
Precio de oferta
$ 90.00
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Aceite esencial de Hierbabuena.

 El aceite esencial de hierbabuena o Mentha spicata tiene propiedades digestivas, antisépticas, calmantes y carminativas. Las personas con problemas digestivos tales como dolores de estómago, estreñimiento e incluso mala digestión pueden beneficiarse de este tipo de aceite esencial diluido mediante un suave masaje en el abdomen, siendo capaces de ver resultados rápidamente.

El aceite esencial de hierbabuena también está recomendado para la lucha contra el dolor de cabeza y las migrañas. Una pequeña aplicación, mediante un masaje, de un poco de este aceite diluido sobre nuestra frente puede mejorar rápidamente cualquier tipo de dolor de cabeza e incluso mareos, si va acompañado de este tipo de síntomas.  

 En aromaterapia la hierbabuena en aceite es descongestivo y expectorante es perfecto para mejorar cualquier tipo de problema respiratorio, ya que despeja las vías casi por completo. Por eso se recomienda su uso contra la tos, la bronquitis o la congestión nasal.

Este aceite es perfecto para calmar pieles sensibles y grasas ya que por cualidades antisépticas se recomienda para tratar problemas de la piel como erupciones, granos grandes y acné. Su alto contenido en mentol es capaz de neutralizar la secreción de grasa de las glándulas sebáceas, siendo capaz de matizar cualquier tipo de piel.

 Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y astringentes el aceite esencial de hierbabuena puede ayudar a equilibrar los niveles de pH de nuestra piel y a prevenirla de cualquier tipo de infección. También por ello es muy utilizada en productos para el cuidado y limpieza de los dientes, el mal aliento, contra gérmenes que puedan tener los dientes y las encías.

Los aceites esenciales pueden aplicarse sobre la piel mediante masaje utilizando aceites portadores, alcohol o en agua caliente en un baño de tina. Inhalarse directamente del frasco que lo contiene, o ponerlo en un difusor de aromas de velas, de palitos de bambú, eléctrico o vaporizador. Mediante compresas, cataplasmas medicinales, saunas faciales, un pañuelo aromatizado, rociado directamente sobre almohadas, ropa de cama, o simplemente para aromatizar un espacio.

No se recomienda su uso directo en la piel. Debe usarse con un aceite portador y si tienes piel delicada te recomiendo hacer una prueba en la parte interna de la muñeca para saber su tolerancia. 

No debe ser ingerido. Su uso por mujeres embarazadas, niños y adultos mayores debe ser con precaución y en cantidades muy pequeñas. No se recomienda su uso en bebés.